Algunos mitos y realidades de la nube

Facebooktwittermail

Desde hace ya algunos años la nube o el «cloud» son una realidad para personas y empresas. Cada vez más servicios son proporcionados de esta manera y las empresas incorporan una tecnología que aporta una flexibilidad y un ahorro de costes que hasta hace poco eran impensables.

Sin embargo, este avance no está exento de dudas y temores. En este artículo vamos a repasar los más comunes y las razones por las cuales no debemos preocuparnos.

 

icon_true_false

 

1.- ¿La nube nos va a obligar a aprender todo de nuevo?

La tecnología que permite obtener ventajas para la empresa es completamente transparente para los usuarios finales. Ellos podrán seguir utilizando las mismas herramientas de la misma manera y lo único que notarán es una mejora en el rendimiento al poder adaptar de una forma adecuada los recursos a las necesidades y también una mayor seguridad en la gestión de sus datos.

 

2.- ¿Vamos a perder el control de nuestros datos?

Los datos seguirán perteneciendo a la empresa independientemente de donde se encuentren. Ahora existirá un nuevo proveedor que es el que se encargará del tratamiento de esos datos, pero nunca podrá tratar los datos como si fueran propios. De hecho el poder acceder a toda la información desde cualquier lugar y momento traerá un mayor control de la información.

 

3.- ¿Es menos seguro guardar la información en la nube?

A pesar de la sensación de seguridad que podemos tener al guardar la información en nuestra propia oficina, la realidad es que los proveedores que son especialistas en la gestión de sistemas pueden ofrecer un servicio mucho más completo, en edificios de alta seguridad, con políticas de copias de seguridad muy exigentes y un cumplimiento de estándares europeos e internacionales que aseguran la seguridad de nuestros datos muy por encima de lo que una PYME se puede permitir.

 

4.- ¿Y si «se cae el servicio»?

En Almazena tenemos un contrato de servicio que asegura un 99,9% de disponibilidad con penalizaciones en caso de no cumplimiento; esto significa que la estabilidad del servicio es, de media, mayor en la nube que en su equipo físico.

 

5.- ¿Es necesario mover todo a la nube?

La ventaja del cloud es que no es imprescindible migrar toda la actividad y los datos de la empresa a la nube, sino que se puede aprovechar en el grado que su empresa lo necesite. En general todas las migraciones empiezan con un enfoque, por ejemplo migrando servicios como el correo electrónico, para después ir migrando progresivamente otras herramientas y utilidades. De esta forma será la dirección y el departamento de TI el que decida el ritmo de migración y los recursos que se necesitan.

 

6.- ¿Es muy complicado migrar todo lo que tengo en la empresa?

Cuando uno empieza a pensar en la cantidad de archivos y herramientas que se han ido guardando en los ordenadores de la empresa, la idea de pasar todo a la nube parece una tarea inabordable. La realidad es que el trabajo no consiste en simplemente darle a un botón, pero nosotros le asesoraremos en todo el proceso y el resolveremos cualquier duda o cuestión que se le pueda presentar sin ningún compromiso.

 

Seguro que quedan muchas otras preguntas que han quedado pendientes de contestar, pero esperamos que este artículo haya servido para al menos aclarar alguno de los mitos que suelen rodear a todo lo relacionado con los servicios en la nube. Y por supuesto, siempre puede ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier duda, estaremos encantados de ayudarle en nuestro teléfono 91 82 83 888 o en nuestro e-mail soporte@almazena.com

 

 

 

Publicado en: Productos